Fecha: 25/04/2017

Modelización de la dinámica del carbono orgánico en agroecosistemas mediterráneos de media montaña para un mejor manejo de los suelos agrícolas

La fijación del CO2 sobre los sistemas naturales es una de las principales líneas de actuación para mitigar el aumento de la concentración de CO2 atmosférico.

Uno de los mayores sumideros de carbono del planeta son los suelos agrícolas y su papel en la dinámica de emisión de carbono depende tanto del tipo de manejo como de los cambios en los usos del suelo.

Los suelos del área mediterránea muestran un alto potencial para el secuestro de carbono. Sin embargo, son pocos los estudios que se han llevado a cabo en esta zona para analizar cuáles son las prácticas agrícolas que favorecen la acumulación de carbono en el suelo con el consecuente mejoramiento de su fertilidad y con efectos positivos sobre la productividad agrícola.

El trabajo recientemente publicado en la revista Land Degradation and Development (2017) por el Grupo de Erosión y Evaluación de Suelo y Agua de la EEAD-CSIC en colaboración con investigadores de la Université Catholique de Louvain (Bélgica), Dr. Kristof Van Oost y Dra. Elisabet Nadeu, contribuye al creciente interés en la implementación de modelos para conocer el impacto de la redistribución del suelo y las prácticas agrícolas en la dinámica del carbono en suelos agrícolas.

El estudio analizó los cambios en los stocks y flujos laterales de carbono orgánico del suelo (COS) en una parcela de cultivo (1.6 ha) situada en el término municipal de Sos del Rey Católico, en la que se conoce en detalle  los cambios históricos de uso y manejo desde 1860 a 2010 mediante el modelo SPEROS-C desarrollado por Van Oost et al. (2005). Durante el periodo simulado las prácticas agrícolas han cambiado desde el manejo tradicional con tracción animal (1850 – 1960) a la introducción de maquinaria agrícola en los años sesenta hasta el mínimo laboreo llevado a cabo en los últimos quince años (1995 – 2010).

Tras el muestreo en detalle (n=156) en la parcela se constató que los stocks de COS significativamente más bajos estaban en las áreas erosionadas de la parcela que se habían identificado mediante el radionucleido 137Cs. El modelo simuló un aumento de los stocks de carbono con el tiempo tanto en la capa arable como en el perfil completo del suelo y los diferentes flujos laterales de carbono entre los distintos manejos del suelo, siendo mayores durante el periodo de labranza convencional (0.06 g C m-2 año-1) que durante el mínimo laboreo (0.04 g C m-2 año-1).

Los buenos resultados obtenidos animan a profundizar en esta investigación para realizar más estudios a escala de campo al objeto de mejorar la parametrización y desarrollo de los modelos de base empírica para obtener datos consistentes en agroecosistemas de media montaña de clima mediterráneo.

Quijano L, Van Oost K, Nadeu E, Gaspar L, Navas A. (2017) Modelling the effects of land management changes on soil organic carbon stocks in Mediterranean cultivated fieldLand Degradation & Development 28, 515 – 523. DOI: 10.1002/ldr.2637

   
     

 

 

Ficheros: