Fecha: 03/08/2018

Recuperación y puesta en valor de variedades de vid antiguas de montaña (Tierra de Biescas – Huesca)

El grupo de cooperación “Vinos de Altura”  es beneficiario  de una subvención de apoyo a acciones de cooperación de agentes del sector agrario, en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020, para el año 2018, para la puesta en marcha del proyecto de innovación “Recuperación y puesta en valor de variedades de vid antiguas de montaña (Tierra de Biescas – Huesca)”.

El grupo de cooperación está formado por seis socios: Ayuntamiento de Biescas, coordinador del grupo;  Estación Experimental de Aula Dei (EEAD-CSIC);  Consorcio Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala;  Mímate, S.L.; Asociación de Elaboradores de Vinos y Licores del Pirineo – BEBE Pirineo y Bodegas Bal Minuta, S.L., estos 2 últimos, socios beneficiarios del proyecto.
Por parte de la EEAD-CSIC, Yolanda Gogorcena y Manuel López Vicente , son los investigadores que forman parte del Grupo de Cooperación de Agentes del Sector Agrario “Vinos de Altura”

El proyecto pretende recuperar las variedades de vid antiguas de montaña en la zona de Biescas, identificándola y caracterizándolas a nivel molecular. El análisis molecular del ADN será clave para determinar la identidad varietal y proporcionar la huella o perfil molecular de cada variedad. De la misma manera y con el fin de conocer la aptitud enológica, las variedades adaptadas  a esta zona de montaña se vinificarán en Bodegas Bal Minuta. Entre las tareas de ejecución del proyecto, y con objeto de ampliar la superficie de cultivo, se realizará una nueva plantación en un campo abandonado de Barbenuta, localidad perteneciente al municipio de Biescas. Debido a las condiciones climáticas de montaña, la elevada pendiente del terreno y el área de drenaje, se estudiarán los procesos de pérdida de suelo por erosión hídrica y conectividad hidrológica, tanto con determinaciones de campo como a través del uso de modelos numéricos de simulación. En este paisaje se entremezclan los campos abandonados y recuperados con pequeñas masas forestales en los que aparecen numerosos muros elevados y paredes de piedra que condicionan la red de drenaje.

Esta iniciativa pretende recuperar campos abandonados, identificar variedades antiguas y poner en valor el potencial de las variedades recuperadas y cultivadas en viñedos situados en torno a 1.200 m. de altitud, lo que permitirá una mejor transferencia al sector.

El proyecto, con una duración de 3 años, se financiará con fondos FEADER en un 80% y por el Gobierno de Aragón en un 20%.

 
    
  
 

 

     
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ficheros: