Fecha: 29/08/2016

Suelos de terrazas lacustres formados durante el Cuaternario Superior en la Laguna de Gallocanta

Las zonas lacustres de medios semiáridos como la Laguna de Gallocanta son ambientes complejos condicionados por la salinidad y la inundación intermitente. La acción del viento y agua ha generado la mayor acumulación de sedimentos a barlovento de la laguna, en la zona palustre de Los Lagunazos, donde se conservan formas litorales semejantes a las de costas marinas, y en parte sumergidas hasta los años 1980s, el último episodio de aguas altas registrado en la laguna.


El estudio de los suelos y la geomorfología, junto a datos topográficos LiDAR de alta resolución, han permitido cartografiar 5 niveles de terrazas escalonadas colgadas hasta 4,5 m sobre el fondo actual de la laguna, indicando la existencia de una paleolaguna de al menos 2300 ha, frente a las 500 ha de superficie media de agua actual.

Los Inceptisoles se desarrollan en las terrazas altas mientras que los Aridisoles se dan en terrazas bajas salinas. Además de las acumulaciones de carbonatos, los suelos ahora expuestos muestran evidencias de reducción y reoxidación con frecuente movilización de Fe y Mn, probablemente favorecida por el predominio de texturas arenosas y presencia de gravas. Las terrazas bajas conservan condiciones de reducción y suelos hídricos.

El modelo de edafogénesis consiste en una secuencia material lacustre gris y rico en carbonatos y material detrítico rojizo y pobre en carbonatos. La edafización responde a la sucesiva retracción de la laguna con episodios intermedios de inundación que generan discontinuidades morfológicas, texturales y sedimentarias.
 

   

Luna E, Castañeda C, Gracia FJ, Rodríguez-Ochoa R. Late Quaternary pedogenesis of lacustrine terraces in Gallocanta Lake, NE Spain. CATENA 147: 372-385. DOI:10.1016/j.catena.2016.07.046 (2016) Ir al artículo

 

Ficheros: