Fecha: 05/06/2015

Meta-análisis de tasas de erosión en todo el mundo

La erosión del suelo es un problema irreversible y que afecta a la sostenibilidad de nuestra capacidad de producir alimentos y al sostenimiento de muchos ecosistemas. Es por ello que durante la última centuria se ha dedicado un enorme esfuerzo en determinar y analizar tasas de erosión (masa de suelo o sedimento exportado por unidad de superficie y de tiempo) típicas para distintos ambientes geográficos y climáticos y bajo distintos usos del suelo y manejos. El resultado es la publicación de un elevado número de trabajos científicos presentando tasas de erosión de muy variado signo, con diferencias importantes en las técnicas utilizadas, periodos de medida, etcétera.
 
En un trabajo recientemente publicado, investigadores del CSIC (EEAD, IPE) y de las universidades de Amsterdam, La Rioja y Zaragoza, han realizado un meta-análisis de índices de erosión del suelo de todo el mundo. En conjunto, se analizaron datos procedentes de más de 4.000 localidades, distribuidas irregularmente a lo largo del globo. En primer lugar, el análisis pone en evidencia la extraordinaria variabilidad de las tasas de erosión publicadas, cubriendo un rango de varios órdenes de magnitud entre 0 y 10.000 toneladas por kilómetro cuadrado y año. Estas tasas pueden encontrarse en casi cualquier combinación de características, aunque puede encontrarse una cierta relación entre las tasas de erosión y características ambientales como la topografía, la precipitación anual o el uso del suelo (las zonas agrícolas tienen tasas más altas que las zonas boscosas, por ejemplo). Sin embargo, una parte muy importante de la variabilidad de las tasas de erosión escapa a esta relación y no puede explicarse fácilmente por las características ambientales, lo que dificulta enormemente la extracción de conclusiones generales o la realización de estimaciones a escala global.
 
El estudio ha ido sin embargo más allá, analizando el efecto de factores experimentales como el método de medida de las tasas de erosión (existen numerosas técnicas diferentes), la superficie medida o la duración del experimento. Los resultados han mostrado que ambos aspectos son determinantes y permiten explicar una parte significativa de la variabilidad de las tasas de erosión, por lo que deben tenerse en cuenta cuando se hacen estudios comparativos o se intenta extraer conclusiones generales a partir de los datos publicados. Es decir, los aspectos experimentales pueden ser tan importantes como los aspectos ambientales.
 
El estudio de los datos publicados ha mostrado que una parte importante de los trabajos publicados se basan en experimentos de muy corta duración (menos de tres años). Esto reduce dramáticamente la fiabilidad de las tasas de erosión, puesto que éstas se caracterizan por tener una muy elevada variabilidad temporal. A partir del análisis de la dependencia temporal de las tasas de erosión (incertidumbre en la tasa de erosión en función de la duración del experimento), se propone un periodo mínimo de 20 años para alcanzar fiabilidad en las mediciones de erosión.
 
 
García-Ruiz JM, Beguería S, Nadal-Romero E, González-Hidalgo JC, Lana-Renault N, Sanjuán Y. A meta-analysis of soil erosion rates across the world. Geomorphology 239: 160-173 (2015) (doi: 10.1016/j.geomorph.2015.03.008)

Ficheros: